Ermita de los Santos Mártires de Camporrells


El sábado 19 de noviembre fueron 6 los miembros del club los que realizaron una salida en BTT. La ruta elegida fue Binéfar – Ermita de los Mártires de Camporrells – Binéfar, un recorrido circular con una distancia total de 70 Kms y un desnivel de 500 metros. Partiendo a las 9 horas de Binéfar se dirigieron hacia San Esteban de Litera por caminos adyacentes a la carretera que une las dos poblaciones, y una vez hubieron pasado bajo el Puente Perera (Acueducto del Canal de Aragón y Cataluña) tomaron dirección a Peralta de la Sal afrontando las primeras cuestas del día. Tras un rato pedaleando se desviaron a la derecha, tomando un camino que forma parte de la ruta en BTT entre San Esteban de Litera y los pueblos de Rocafort y Pelegriñón, para dirigirse por el fondo de un barranco afluente del Sosa al pueblo de Cuatrocorz. Una vez llegados ahí descansaron un instante para a continuación dirigirse por otro camino de tierra al pintoresco pueblo de Baells, donde les sorprendió su magnífico palacio fortificado y sus antiguas casas.

Pero aún quedaba un largo y duro camino hasta llegar el punto culminante. Desde Baells prosiguieron hacia Nachá, respirando otoño por un estrecho camino tapizado por las hojas caídas de los arboles que lo flanquean. Ya tenían a la vista el cerro sobre el que se asienta su objetivo, así que reuniendo las fuerzas que les quedaban emprendieron el asalto a las rampas más empinadas del día, aquellas que desde la carretera que une Nachá y Camporrells zigzaguean por las laderas de la montaña hasta dejarte en la puerta de la ermita. Por fin, cada uno a su ritmo fue llegando hasta arriba, siendo jaleado a su llegada por los que le habían precedido. Las magníficas vistas al pirineo, al congosto de Baldellou y toda la cuenca del Molino de Pubil colman las espectativas de los ciclistas del Club Litera. Para regresar volvieron sobre las huellas de sus ruedas hasta Baells para a continuación dirigirse hacia Alcampell y terminar regresando a Binéfar pasando junto al deshabitado Rocafort. Un día magnífico en el que la agradable meteorología y las suaves temperaturas acompañaron a los integrantes del grupo desde buena mañana en su periplo por la Litera alta, el cual dieron por finalizado tras compartir unas cervezas a su llegada a Binéfar.

Deja un comentario