Vía Ferrata de Foradada del Toscar


El sábado 12 de noviembre trece miembros del club se desplazaron a Foradada del Toscar para realizar una vía ferrata. El día es templado y soleado. Tras una corta pero empinada aproximación de 15 minutos llegaron al principio de la vía, donde un cartel informa sobre las características de la ferrata que iban a realizar. El tramo hasta la primera cumbre es muy aéreo y vertical, haciendo que el ferratista deba esforzarse ya desde el inicio. En este primer tramo se atraviesa un pequeño puente tibetano que por su poca longitud no presenta ninguna dificultad. Tras alcanzar la primera cima, se realiza un pequeño descanso para admirar las vistas y reagruparse, y prosiguieron por un pequeño descenso que conduce hasta un puente colgante, éste más largo, que puso a prueba el valor de los menos experimentados. En ese punto hay un escape que utilizaron algunos integrantes del grupo para abandonar la ferrata, pues debían regresar temprano. A partir de ahí la vía discurre con menos pendiente, pero no por ello es menos interesante, hasta el final en la segunda cumbre. El regreso se hace complicado por la fuerte bajada, teniendo que hacer uso de cuerdas allí instaladas para ayudar en el regreso.  A pesar del esfuerzo y las dificultades, todos quedaron satisfechos y con ganas de más.

Deja un comentario