Senderismo en San Quílez de Estopiñán y Belén Montañero


Para esta salida nos juntamos 40 participantes entre padres e hijos. Nos dirigimos al Mas Blanc, a un 1 km del alto de Saganta, y aparcamos en la amplia explanada que hay a la entrada, junto a la carretera. Desde aquí y pandereta en mano nos dirigimos primero por pista y luego por cómodo sendero hasta la ermita de San Quílez, entre media hora y 45 minutos según los participantes. Desde arriba el panorama es de 360º, no hay montañas que estorben la vista, tan solo unas nubes al Norte (que perjudicaron a los de Media Montaña) impiden ver los Pirineos en su plenitud, hacía el Sur las vistas llegan hasta casi ver el mar…

Una vez reagrupados todos, los niños participaron en la construcción del Belén en el interior de la ermita, entonaron villancicos y diversos juegos que acabaron en el reparto de torta con chocolate.

Tras dos horas en el llano de la ermita decidimos comenzar la bajada. Al llegar a los coches los más valientes aún decidimos pasear 2 km hasta una gran carrasca digna de ser admirada y escalada por los más pequeños.

 

  • Datos de la ruta y descargar para GPS en Wikiloc

Deja un comentario