Multiactividad 2013


El fin de semana multiactividad, que se celebraba hace unos años en el Club Litera, fue recuperado este año para el fin de semana del 14 al 16 de Junio con gran éxito de participación y realización de actividades: dos ferratas, un barranco, una cima y escalada de varios largos.

Algunos participantes salieron de Binéfar el viernes a las cinco de la tarde para pasar la primera noche en el camping Repós del Pedraforca, a los pies de la Sierra del Cadí en la comarca del Berguedá, Barcelona. Las vistas al Pedraforca auguraban un fin de semana épico.

Sabado por la mañana: Ferratas

El Sábado por la mañana se reunieron los participantes que habían pernoctado en el lugar con los recién llegados para dirigirse al Pla de la Barraca, situado cerca de la población de Vallcebre. Este es el punto de partida para acceder a las ferratas de Roques de l’Empalomar, a la que se dirigió el grupo con los participantes de menos experiencia acompañados por otros más experimentados, y Cal Curt, de un poquito más de dificultad y a la que fue el resto.

Ambas ferratas son muy divertidas y verticales, de un poco más de una hora de duración y son más de lo que prometen. Grandes vistas, dificultad bien calibrada y bien equipadas.

Sábado por la tarde: Barranco

Tras la realización de las ferratas regresaron al Pla de la Barraca para dejar el disipador y cambiarlo por el traje de neopreno. El mismo lugar es el punto de partida para descender el barranco del Forat Negre. Tras reponer algo de fuerzas, marcharon río abajo hasta encontrar el primer rápel e inicio de las verticalidades. El barranco es muy abierto, penetra el sol y las vistas al valle son magníficas. El barranco es una sucesión de largos rápeles y caos en la primera mitad, para luego encajarse un poco al final. Aproximadamente una docena de rápeles, siendo el más largo de 13 metros. Las pozas estaban limpias y el agua refrescó a los acalorados barranquistas. Como el grupo era numeroso, se dividió en dos para agilizar la progresión, ayudando los más avezados en los barrancos a aquellos para los que fue su primera vez. Un barranco muy bonito e ideal para iniciarse en el barranquismo. Al terminar, regresaron por la carretera hasta el Pla de la Barraca para volver al camping.

Después de asearse y reposar algo, cenaron todos juntos en el restaurante del camping y luego tuvieron una animada velada que tuvo que concluir pronto porque al día siguiente había que madrugar.

Domingo: Cima y escalada de varios largos

El domingo por la mañana, a las siete, dejaron el camping en dirección al refugio Lluis Estasen. Hay que dirigirse hacia la población de Gossol y estar atentos a un desvío a mano derecha. Justo antes de que la carretera se convierta en un camino de tierra dejaron los vehículos y caminando muy poco alcanzaron el refugio. Desde este bonito lugar, tomaron la senda que lleva al Pedraforca por el Coll de Verdet. Es un bonito itinerario que discurre principalmente por bosque y que resulta más agradable que subir por la tartera. La mañana era calurosa y la humedad del bosque los hizo sudar de lo lindo. Al alcanzar el Coll se tuvieron que abrigar para protegerse del viento y afrontaron las primeras trepadas que les dirigirían hasta la cima del Pollegó Superior o Pedraforca. Hay que seguir entre las rocas el itinerario marcado con signos amarillos si no queremos meternos en dificultades. Con todos ya en la cima y sin percance alguno, se hicieron la foto de rigor y pasaron largo rato en la cima admirando las vistas y disfrutando del magnifico día. Para bajar lo hicieron por la tartera, una dura pendiente con piedra suelta por la que es complicado tanto subir como bajar. Por último, un agradable sendero por bosque los llevó hasta el refugio rodeando la montaña.

Por su parte, los compañeros integrantes del proyecto 8000 metros verticales partieron del refugio a la misma hora que los montañeros para realizar una vía de varios largos, cinco en total, para un recorrido de 150 metros aproximadamente y una dificultad de 6a que realizaron con éxito, reuniéndose de nuevo con los montañeros en el refugio para regresar al camping. Todas las escaladas realizadas en el marco de este proyecto son reseñadas y publicadas por los propios escaladores en su blog: 8000 metros verticales.

Tras regresar al camping se divirtieron un rato en la piscina para celebrar el éxito en la ascensión, comieron algo y tras recogerlo todo se despidieron hasta la próxima dejando atrás la bonita estampa del Pedraforca y la Sierra del Cadí. Un gran fin de semana de deporte, aire libre, compañerismo, convivencia y amistad, valores que el Club Litera fomenta y abandera.

La actividad en la prensa

  • [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Deja un comentario