Pic Filiá (2.772 m.) y Cresta Raspes Roies


Salida desde Binéfar de un puñado de participantes tras la tormenta nocturna que había refrescado el ambiente. Ya en Taull, valle de Boí, empezamos a caminar sobre las 8:00 h con el forro polar puesto. A los 15 min. nos lo quitamos porque la subida hacia el Port de Rus, suave pero tomada a un ritmo rápido sin apenas paradas, nos hacia sudar más de la cuenta. En 2 horas llegamos al Port de Rus a 2.657 m.,  ya llevamos unos 900 m. de desnivel pero el horario era tan bueno que ya pensábamos completar la jornada con alguna cima. Otra hora más y nos plantamos en el Pic Filià o Tossal de Paiasso (2.772 m). Las prometidas tormentas no llegan y el cielo sigue claro, sin apenas nubes y una temperatura primaveral. Vistas hacía el valle de Cabdella y las Maladetas, alguno cree ver incluso la Sierra de San Quílez de Binéfar… Medía hora más tarde iniciamos el descenso hasta casi llegar al puerto. Aquí decidimos alargar la jornada por la ancha cresta que sigue dirección Sur y llegar hasta el pico de Raspes Roies en un interminable sucesión de subes y bajas hasta llegar a las pistas de Esquí de Boï-Taull, luego descender por las pistas y a continuación por sendero hasta el puente donde habíamos dejado el coche 8 horas antes. Llegamos justo para ver como las tormentas llegaban al valle , lo oscurecían y empezaban a soltar agua y truenos por todos los lados.

Deja un comentario