Soum des Salettes (2.976 m.)


Este extraño verano sigue deparando sorpresas. Estamos a finales de septiembre y te pasas las fiestas de Binéfar con la chaqueta y subes a casi 3000 metros y te pones en manga corta.

Tras reagruparnos en torno a un café en Parzán, salimos dirección al túnel de Bielsa para llegar a las pistas de Piau-Engaly. ¿Para que sirve ese semáforo que te hace detener 5 minutos a las 8:00 h de la mañana cuando no pasa ningún coche en sentido contrario???

Sobre las 9:00 h salíamos del parking de la estación de esquí, tras una pequeña bajada buscamos el mejor paso para cruzar el barranco de la Neste de Badet, sin problemas podemos pasar por donde queramos en este tramo no baja agua. A partir de ahora todo para arriba, no hay ninguna sola bajada, ningún llaneo y ninguna sombra, y ningún alma en todo el valle. El camino perfectamente marcado con mojones nos lleva de una forma muy inteligente hacia el puerto de Campbiel a 2.596 m en unas 2 horas. Llevamos casi 800 m de desnivel y nos permitimos un descaso, breve porque sopla un molesto viento. Así que cada uno a su ritmo emprendemos la subida de los 400 m de desnivel que nos faltan. Como suele pasar al principio el desnivel es más suave y poco a poco va endureciéndose por lo que el grupo se va estirando y estirando y vamos apareciendo por la alargada cima unos por aquí y otros por allá, pero todos con la boca abierta. El día nos permite una visibilidad total, se ve desde el Balaitus hasta los Besiberris y más porque no llevamos anteojos…

Enfrente nuestro todo el valle de Ordesa pero visto desde su cara Norte. Espectacular casi como aquellas postales y cuadros de los bares de los pueblos de la montaña.

Comemos en la cima y casi echamos la siesta al carasol. Pero mañana es lunes y hay que volver a Binéfar. Bajando decidimos acercarnos al ibón de Badet y variar un poco la ruta sobre la marcha. Como casi siempre estas variaciones sobre la marcha fallan en algo y debemos bajar por una empinada ladera herbosa más incomoda que difícil para vadear el río y por un cómodo camino llegar a los coches. Recuento de componentes, estamos todos pues vámonos a España que la cerveza es más buena.

Deja un comentario