De Graus a Grustán por las ermitas de San Pedro y San Miguel y la senda de la Ubaga


Día 29 de diciembre. Última actividad del año 2013 para el Club Litera. Casi una treintena de senderistas y un tiempo magnífico. Fue la demostración de que no hace falta irse demasiado lejos ni buscar lugares exóticos o renombrados para encontrar bellos rincones y caminar por el monte recreando la vista: Graus y su entorno ofrecieron un escenario fantástico que permitió a los senderistas literanos aunar deporte, cultura y ocio. A las 10 de la mañana partían desde el monumento a Joaquín Costa para dirigirse hacia la basílica de la Virgen de la Peña atravesando la bella plaza porticada de Graus. Tras descansar un poco en el mirador de la Peña del Morral, caminaron con precaución por el Pasé y disfrutaron de las vistas en la ermita de  San Pedro. Desde allí tomaron una senda que enlaza con la de la Ubaga, introduciéndoles en el bosque. Allí, inmersa en la espesura, descubrieron las ruinas de la ermita de San Miguel o de los Templarios. Continuaron por la senda atravesando un pequeño curso de agua. Más adelante enlazaron con el GR-1 el cual abandonaron un poco más adelante de la fuente de Cuestapuzo para entrar en la aldea deshabitada de Grustán por su lado norte. Junto a la magnífica iglesia fortificada tomaron un tentempié y disfrutaron del sol hasta que se hizo hora de volver. De vuelta en el GR-1, lo abandonaron para regresar por la senda de la Ubaga que ya no dejaron hasta llegar a Graus por la Piedra Plana. Que 2014 sea para todos vosotros un gran año montañero. ¡Feliz año nuevo!.

Deja un comentario