Montsec de Rúbies, Sant Salvador del Bosc y la Portella


La actividad de Media Montaña del domingo 23 de marzo congregó a una veintena de participantes para realizar una ruta por el Montsec de Rúbies, sierra catalana ubicada entre Àger y Tremp. Tras aparcar sus vehículos en un recodo del bosque cerca de la localidad de Llimiana iniciaron el recorrido dirigiéndose al Camino de las Cien Curvas, un sinuoso sendero que asciende a través del bosque hacia la ermita-refugio de Sant Salvador del Bosc. La senda tiene realmente cien curvas, están contadas, y en alguna de ellas podemos encontrar peirones dedicados a algún santo. Se llega a la ermita tras superar 750 metros de desnivel de una tacada, por lo que la ermita fue un buen lugar para reposar y tomar algo antes de continuar. Luego siguieron la senda que los llevó en moderado ascenso hacia la parte superior de la sierra. Una vez llegaron a un cruce de senderos tomaron una senda llana que los llevó a la Portella Blanca, un paso natural que permite cruzar al sierra. Desde ahí era visible, algo más abajo y al otro lado de la sierra, el pueblo deshabitado de Rúbies, así que decidieron visitarlo. Si el camino fue complicado a la bajada, por la pendiente y la piedra suelta, más duro fue a la subida. El pueblo no tiene ninguna casa en pie y tan sólo resta en mejor condición una modesta iglesia de muy pequeñas dimensiones. De regreso en la Portella Blanca, comieron e iniciaron el descenso por una senda directa a través del bosque que los devolvió prácticamente al lugar de inicio. Debido al desnivel acumulado esta actividad resultó bastante dura para lo habitual en la sección, pero el paisaje, las vistas y los rincones visitados merecían el esfuerzo.

Deja un comentario