Bosque de la Pardina del Señor


La actividad senderista del mes de abril fue especial. Lo fue por el lugar donde se realizó, por su exigencia y por la gran respuesta de los socios del Club Litera. El bosque de la Pardina del Señor, a caballo entre los valles de Vió y Broto, pasa por ser uno de los bosques más bonitos de España. La ruta, una de las etapas del sendero GR-15, une las pintorescas localidades de Fanlo y Broto, consta de 18 km y unos 600 metros de ascenso acumulado. Los 51 senderistas colmaron el autobús fletado para la ocasión y que partió de Binéfar a las 7:00 del domingo 27 de abril en dirección al Pirineo. Fanlo recibió a los senderistas con un tiempo espléndido, soleado y fresco, ideal para caminar. El comienzo, un rápido descenso hasta el río Chate, da una idea equivocada de lo que va a ser la jornada, ya que predominará la subida. Una vez cruzado el río sin dificultad los senderistas afrontaron el ascenso más duro de la ruta que los conduciría hasta la Pardina Ballarín o del Señor, encontrándose por el camino con magníficos ejemplares de roble. En la Pardina descansaron y tomaron algo para continuar su largo caminar. El barro y algunos árboles caídos jalonaban el sendero, obligando a los caminantes a esforzarse un poco más de lo esperado. Por otra parte, la senda, cubierta de hojas caídas, hacía muy agradable el caminar y la sombra de los árboles los protegía del sol que comienza a tener fuerza. La Fuente Preguntería, la cascada del Barranco del Baño, las casetas de las Viñas y un sin fin de rincones y parajes espectaculares hacían más livianos los kilómetros que iban recorriendo los senderistas de manera inexorable a través de un bosque sin fin. Tras una parada para comer, los senderistas afrontaron las dos últimas horas de camino que los separaban de la localidad de Buesa, donde el autobús les esperaba para devolverlos a sus hogares. Una vez llegados a esta localidad, aprovecharon para descansar un instante, tomar algo fresco y comentar la jornada, que todos coincidieron en valorar de manera muy positiva. Si este bosque es bonito en primavera, cómo debe de ser en otoño. Habrá que volver para comprobarlo.

Deja un comentario