Tozal del Portet (2.724 m.)


Una vez más el tiempo, ha sido el protagonista de la actividad de montañismo que el club Litera de Binéfar realizó el pasado domingo. En un principio en la carta de actividades del mes de mayo, los coordinadores de montañismo del club de Binéfar habían programado la ascensión del pico Saboredo, una bonita cumbre a caballo entre el valle de Aran y Sant Maurici. Pero la mala previsión meteorológica desaconsejaba el largo viaje hasta el puerto de la Bonaigua y los del club literano decidieron quedarse más cerca de casa eligiendo el valle del Ampriu para su actividad. La mañana del domingo amaneció encapotada aunque sin precipitación , lo que animó a los de Binéfar a probar suerte y marchar hacia el valle ribagorzano. Al llegar a Benasque el panorama no era muy alentador, las nubes iban en aumento y la temperatura bajaba hasta 5 grados, era el momento de tomarse un café calentito y analizar la situación. Manteniendo el buen ánimo los montañeros deciden acercarse hasta el aparcamiento del Ampriu y si no hay precipitación intentar alguna ruta corta pero que tenga un buen sabor alpino. Una vez en el aparcamiento , empiezan a abrirse unos pequeños claros en el cielo que motiva a los escaladores a equiparse rápidamente para intentar la ascensión de la cara norte del Tozal del Portet. Bajo el telesilla de Basibé el barro se agarra a las botas de los montañeros frenando su avance, y éstos rápidamente giran hacia el norte en busca de la nieve que blanquea las empinadas laderas del Tozal. Una vez ganada la arista el avance es más cómodo hasta que una barrera de rocas les corta el paso obligándoles a hacer una travesía a la izquierda que les deja bajo un pequeño corredor de uno 45º, por el que continúan ascendiendo hasta una pequeña trepada que les obliga a desplegar la cuerda para proteger el paso. Superada la dificultad consiguen ganar nuevamente la arista hasta que una nueva trepada en terreno expuesto, obliga a usar nuevamente la cuerda para proteger el paso del grupo, y conseguir acceder a un pequeño collado a pocos metros de la cima del Tozal del Portet. La niebla se ha ido cerrando en la parte alta del valle y oculta la cima a los montañeros de Binéfar, que considerando las dificultades que han tenido en la ascensión y que la nieve no está en muy buena condiciones, deciden buscar una ruta segura de descenso antes de que la situación empeore. Desde el collado y un poco más a la izquierda una canal bastante inclinada pero sin resaltes, les permite bajar con poco peligro y rápidamente llegan a la pista de Basibé en la que una amplia senda alejada del barro, les conduce nuevamente al aparcamiento desde donde contemplan satisfechos la ruta realizada. Buenas sensaciones en el grupo de Binéfar, que apostó por acercarse a la montaña y se siente recompensado por una actividad que ha resultado muy divertida e intensa.

Deja un comentario