Vilaplana – La Mussara


El domingo día 8 de junio , un grupo de senderistas del club Litera de Binéfar se desplazó hasta el Baix Camp de Tarragona para realizar una interesante ruta, que les condujo desde la localidad de Vilaplana hasta el pueblo abandonado de la Mussara. Los senderistas del Club de Binéfar emprendieron con buen ánimo las rampas del camino de Els Garrigots que se abre paso entre las plantaciones de avellanos , para dirigirse a la vecina sierra de Prades. Según ganaban altura las plantaciones iban cediendo el terreno al bosque que formando una cerrada selva protegía a los excursionistas de un sol implacable. Por encima del bosque el camino se dirigía hacia el oeste en busca de la sierra de Prades y los sofocados senderistas tuvieron que abandonarlo adentrándose en una escondida senda que partía en dirección opuesta hacia la Mussara. Muy abajo quedaban los caseríos de Vilaplana y por detrás escondido entre la bruma se intuía el mar que nos enviaba pequeñas bocanadas de brisa que a duras penas atenuaba el sofocante calor. Un nuevo bosque de apretadas encinas protegía nuestro ascenso hasta que alcanzamos las cornisas rocosas que bordean el pueblo de la Mussara y que forman espectaculares y vertiginosos miradores sobre el campo de Tarragona. Tras disfrutar del excelente paisaje, por fin avistamos la ruinosa torre de la iglesia de San Salvador , el único edificio que queda en pie. El aspecto fantasmagórico de las ruinas de la iglesia sin duda debe de ayudar al crecimiento de la leyenda de este paraje, al que se le atribuyen desapariciones de personas , y multitud de fenómenos paranormales que lo convierten en uno los lugares más interesantes del país para los interesados en estos temas. Un poco más adelante el bosque que rodea el refugio de la Mussara ofrecía una sombra muy real y acogedora , en la que los extenuados senderistas pudieron refrescarse y recuperarse de los 8 kilómetros y 700metros de desnivel que llevaban caminados hasta el momento. Tras el descanso el grupo tomó el camino de Les Tosques que tras a travesar una bonita zona de escalada , se adentraba en un frondoso túnel vegetal que les conduciría nuevamente a Vilaplana , donde iban a cerrar una dura pero bonita ruta circular.

Deja un comentario