Canfranc – Castiello de Jaca


El domingo 24 de agosto dieciséis senderistas del Club Litera caminaron entre Canfranc y Castiello de Jaca, recorriendo un buen tramo del ‘camino aragonés’. Después de desayunar en Canfranc-Estación, comenzaron la marcha a las 9:30 rodeando la estación por detrás y tomando el Paseo de los Melancólicos, que transcurre por un tupido bosque de avellanos y bojes realmente bonito, variando así un poco la ruta del camino de Santiago porque durante este paseo se pueden contemplar una sucesión de bunquers, construidos después de la guerra Civil para prevenir una posible invasión. Resulta interesante de ver cómo están orientados todos hacia las vías del ferrocarril. Pronto enlazaron con el camino que sigue transcurriendo por este bonito bosque hasta llegar a Canfranc. Después de atravesarlo se detuvieron para tomar un tentempié y hacer unas fotos en el magnífico puente viejo, puente románico muy bien conservado junto a un Olmo espectacular. A continuación, después de cruzar el puente, el camino transcurre por la margen izquierda del río, a media altura. El paisaje es mucho más abierto que en el tramo anterior y la temperatura empieza a elevarse. El camino llega hasta Villanúa, pasando antes por la famosa cueva de las Guixas. Una vez aquí tenían la opción de tomar dos caminos que conducen a Castiello: el derecho, que transcurre por muchos tramos de carretera, o el izquierdo, mucho más alejado de ésta. Se decidieron por el izquierdo. A partir de aquí el recorrido sigue por una pista con muchos tramos asfaltados, es la parte menos atractiva del recorrido, para, finalmente, después de cruzar el río, el tren y la carretera, llegar a Castiello de Jaca por su parte más elevada. Al pie de su hermosa Iglesia comieron y se relajaron un rato, para después tomar un buen café en una sombreada terraza, mientras hacían futuros planes. Fueron un total de 18 kilómetros y unas 5 horas de caminata.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Deja un comentario