Senderismo en Bonansa


El sábado 17 de enero todo un autobús de senderistas del Club Litera se desplazó hasta Bonansa. Allí se realizaron dos actividades de Senderismo: una para adultos y otra infantil.

Senderismo Infantil

Bonansa recibió a los senderistas literanos cubierto por manto blanco que hizo las delicias de los peques.

El sol brillaba en el cielo, pero todavía hacía mucho frío, así que lo primero es entrar en calor y coger fuerzas para lo que les esperaba. Todos juntos dieron cuenta de su desayuno en el bar de la localidad.

Las calles heladas fueron el primer obstáculo que tuvieron que salvar los senderistas pero con la ayuda alguna mano amiga todo solucionado. En la salida del pueblo se separaron de los compañeros mayores, el grupo infantil tomó dirección sur ascendiendo por una inclinada loma cubierta de nieve hacia la ermita San Aventín (1.314 mts). Una vez superaron 200 metros de desnivel se encontraban en la primera ermita románica de la ruta. Junto a ella disfrutaron de un bonito mirador con un panel informativo. Tras admirar las vistas, continuaron por el sendero perfectamente balizado con señales de madera. Para que fueran aprendiendo, se pidió a los niños que fueran ellos los que siguieran la dirección correcta, siguiendo las señales con supervisión de los adultos, tarea que aceptaron encantados.

El camino llanea y en breve pierde altura suavemente para enlazar con una pista forestal, los peques dirigían el grupo con buen criterio. En un cruce de caminos tomaron dirección a Castarné por un precioso sendero cubierto del polvo blanco que adornaba el paisaje. Una vez llegados a Castarné, pueblo de origen musulmán, la primera mirada nos lleva al castillo de origen Medieval. Construido por la familia Azcón y Oliver, barones de Castarné, para la defensa de la villa, fue admirado y visitado por los niños con los cinco sentidos, mirando y tocando, disfrutando de la fortaleza.

Después siguieron hacia Bibilés atravesando un bosque centenario de robles, la zona era sombría y había hielo en el camino. Para atravesar un barranco debieron ayudarse unos a otros, pero no hubo dificultad alguna. Los niños siguieron dirigiendo al grupo los senderistas disfrutando de todo lo que se encontraban en el camino: un tronco, unas piedras… todo sirve para darle más emoción. Después de un pequeño repecho alcanzaron Bibilés, con amplias vistas sobre el valle. El retorno a Bonansa se realizó por una senda ligeramente empinada.  Durante el camino hubo una battalla de bolas de nieve entre el jolgorio y las risas de los niños antes de llegar a la ermita de San Roque. Por último alcanzaron Bonansa tras recorrer 8,3 kms. y superar 500 metros de ascenso acumulado. Los padres obtuvieron un merecido descanso mientras los pequeños terminaban de gastar sus energías en un parque infantil antes de tomar el autobús de regreso a Binéfar.

La próxima salida de senderismo infantil será el próximo día 1 de febrero, en que se visitará la zona de Graus.

Senderismo Adultos

Por su parte, los senderistas mayores se separaron del grupo infantil a la salida de Bonansa para emprender camino en dirección a la ermita de San Roque. Después, ya en bajada, alternando pista y senderos con nieve y hielo llegaron a Castarné donde pararon junto al castillo para tomar el sol. Allí visitaron otro mirador y continuaron hacia  Bibilés. Ahora el camino seguía por la umbría y se encontraba bastante helado. De Bibilés prosiguieron en dirección a Bonansa, pero antes de llegar de nuevo a San Roque, tomaron un desvío en subida (300 m. de desnivel) hacia la ermita de San Salvador. La subida fue algo dificultosa por la nieve caída las dos noches anteriores. En esta ermita pararon a descansar y comer, teniendo ante sus ojos el Aneto, la sierra del Cadí y la cara norte del imponente Turbón. Para descender, bajaron al alto de Bonansa a enlazar con el GR-15, reuniéndose en Bonansa con el grupo infantil. Los mayores recorrieron 15 kms con 700 m. de ascenso acumulado, a los que la nieve dio un toque de dureza y belleza.

La próxima salida de senderismo se realizará el domingo 15 de febrero en el entorno de Siurana (Tarragona).

Fotos

Ruta

Deja un comentario