Pico Salcorz (2.677m)


Salimos de Binéfar con cielo despejado, en el ambiente aún se perciben los efectos de las tormentas de la tarde del sábado, pero la méteo nos anuncia una tregua que tenemos que aprovechar. Para este domingo 19 de abril la sección de montañismo del club Litera de Binéfar, ha programado la ascensión al pico Salcorz de 2677 metros, situado en el valle de Barrosa, al norte de la comarca del Sobrarbe. Cuando llegamos a la Aínsa observamos que la noche ha dejado nieve sobre la cumbre de Peña Montañesa y densas nubes cubren las montañas por detrás del macizo de Cotiella. Al pasar Bielsa la lluvia cae con fuerza y nos hace temer por el buen desarrollo de la ascensión, pero hoy la suerte está de nuestra parte y cuando llegamos al aparcamiento comenzamos a ver pequeños trozos de cielo entre las nubes. Animados los 16 montañeros del club de Binéfar, comenzamos a caminar por la senda que arranca a la izquierda de la visera antialudes, y rápidamente se interna en el bosque alejándose de las impetuosas aguas del barranco de Salcorz . La senda gana altura con rapidez, las rampas son duras y tenemos que moderar el ritmo para no agotarnos. Más arriba la senda del bosque pierde inclinación y nos va dando algún respiro, aunque ya empezamos a pisar la nieve recién caída. Cuando salimos del bosque tras pasar bajo una pequeña cabaña, nos toca cruzar las alborotadas aguas del barranco, para continuar abriendo huella en nieve más profunda. Tras observar los posibles accesos al pico, decidimos dirigirnos hacia el collado sur que da acceso al valle de Trigoniero, para después remontar toda la arista hasta la cima. En el cielo se ha abierto un gran claro y las nubes se han retirado hacia el lado francés, aunque intermitentemente envuelven y ocultan nuestro objetivo. Tras dura ascensión desde el collado ganamos la estrecha arista que divide los valles de Barrosa y Trigoniero. En fila india los montañeros del club Litera de Binéfar vamos recorriendo la estrecha y vertiginosa cresta disfrutando de la magnífica panorámica que nos rodea hasta coronar la antecima. Un breve descenso y un último y duro repecho nos separan de nuestro objetivo que está atrapado bajo una nube. Reunidos todo el grupo en la cima, la nube se retira y nos permite disfrutar plenamente de nuestra conquista y contemplar la ruta realizada. Reponemos fuerzas, hacemos la foto de grupo y emprendemos el regreso ahora por la ruta normal en la cara oeste, mientras las nubes comienzan a cerrarse nuevamente sobre el cielo y dejan escapar algún copo de nieve. El descenso lo realizamos con rapidez y sin novedad y al llegar al aparcamiento la lluvia comienza a caer nuevamente sobre el valle de Barrosa.

Fotos

Deja un comentario