Los Sestrales


La sección de Media Montaña retomó la actividad tras descansar en agosto. Para empezar con buen pie se eligió una montaña con buenos paisajes, aunque hubiera que esforzarse para disfrutarlos: Los Sestrales. Los doce montañeros madrugaron y a las 6:00 del domingo 6 de septiembre ya estaban en camino. En la localidad de Escalona tomaron la carretera que se adentra en el Valle de Vió hasta llegar al aparcamiento junto al puente de San Úrbez, un magnífico paso sobre el río Bellós. Desde allí iniciaron la ascensión, porque así es: subida todo el rato. Primero por un tupido bosque en dirección a Bestué, para luego tomar un desvío señalizado hacia los Sestrales, todavía más pendiente. Tras alcanzar un pequeño collado, se cambia de dirección para llanear por la falda de la montaña a la búsqueda de una pedrera por la que ascender. El de la pedrera es un tramo complicado, muy pendiente y con mucha piedra suelta, pero que se asciende sin mucha dificultad buscando la senda por la parte derecha. Al llegar al collado comienza el espectáculo: grandes agujas de piedra nos rodean y las vistas circundantes son magníficas. Casi estamos ya en la planicie superior. Primero debemos trepar para alcanzar una faja herbosa, algo expuesta, para luego trepar de nuevo por una canal que, ahora si, nos deja en la parte superior de los Sestrales. En su parte superior, una gran meseta de pastos, podemos admirar el Castillo Mayor, Peña Montañesa, el macizo del Monte Perdido… y a nuestros pies el inmenso vacío del Cañón de Añisclo. El día, fresco y soleado ayudó a disfrutar aún más si cabe de la actividad. El regreso se realizó por el mismo camino de subida y para celebrarlo pararon en el pueblecito de Buerba para tomar algo y admirar la magnífica vista que desde allí hay de la montaña a la que acababan de subir.

Fotos

GPS

Deja un comentario