Boulder en La Riba


Habíamos quedado a las 7:30 para salir desde Binéfar, así poder llegar a buena hora a la zona de bloque y poder disfrutar hasta la hora de comer.
Una vez en la zona de boulder, comenzamos por los bloques más sencillos (3+, 4 y 4+) en los que los pequeños (y mayores) pudimos calentar y comenzar a disfrutar. Poco a poco fuimos moviéndonos para ir cambiando de bloques donde algunos solo los podíamos probar y otros nos quitaban ese gusanillo de no poder acabar.
Al final, ya llegamos a una explanada que tiene bastantes bloques, donde acabamos de cansarnos, comimos y aprovechamos para darnos un baño debajo de una cascada, sitio espectacular donde los haya.
Y con esto, ya le dimos el broche final a un día donde todos pudimos disfrutar y ya comenzamos a pensar en la siguiente ocasión.

Deja un comentario