Cañón de Añisclo


Multitudinaria convocatoria para esta salida. Nos juntamos más de 100 personas (padres y niños) y copamos por completo el pequeño parquing a la entrada del Cañón de Añisclo.

Tras acomodar los coches y juntarnos todos los presentes hacemos dos grupos y los más fuertes salen primero, rumbo a la Ripareta. El grupo más numeroso empiezan seguidamente la salida pero a otro ritmo, adecuado a las necesidades del personal.

Así que cruzamos primero el puente sobre el río Bellós y continuamos hacia la ermita de San Úrbez, vamos caminando junto al río por el bosque de hayas y avellanos, pasamos la zona de Cumaz, donde río realiza una curva y seguimos hasta una zona de bonitas cascadas donde damos por finalizada la “ida” de la excursión, ahora debemos volver sobre nuestros pasos.

Antes de llegar a la ermita de San Úrbez tomaremos un desvío que va hacia el molino de Aso. Pero antes paramos junto al río, en la zona que hay un puente. Tenemos hambre y queremos comer. Buen sitio hemos elegido, hace solecito y se está de maravilla, yo no me movería pero….

Visitamos el molino de Aso y en cinco minutos ya estamos otra vez en el parquing.

Deja un comentario