Barranco Trasito Inferior


La sección de Barranquismo del Club Litera tenía prevista para el domingo 6 de agosto una salida promocional en la que descender los barrancos Trigoniero y Urdiceto, en el entorno del túnel de Bielsa. Desafortunadamente no se pudo llevar a cabo la actividad como estaba previsto debido a las lluvias de la madrugada anterior y las preocupantes noticias en cuanto al estado del monte que recibían de sus compañeros montañeros que se encontraban en esa zona, pero en el lado francés, para intentar el ascenso al Lustou. Dicho ascenso hubo de anularse. Los barranquistas, reunidos en Ainsa en torno a unos cafés, decidieron cambiar de destino e intentar el descenso del Trasito Inferior, en la zona de Escuaín, que en estiaje baja prácticamente seco y en cuya zona parece que no había llovido mucho. Una vez pasado el pueblecito de Lamiana y un abrevadero, se deja el coche en un apartadero junto a un puente y una granja. El acceso al cauce es inmediato y como sospechaban no llevaba caudal, acumulando un ramillete de pozas algo estancadas. Es evidente que el interés de este descenso se halla en época primaveral, con agua corriente en relativa abundancia. Aún así, tiene algunos rincones bonitos, una gran visera y algunas partes del cauce están bien formadas. Hacia el final del descenso hay que salirse del barranco y caminar junto a él hasta llegar al pueblo de Estaronillo. Desde allí, por una empinada senda, se regresa hasta el coche en unos cuarenta minutos. Unas bebidas frescas en Lamiana, con la mole del Castillo Mayor frente a ellos, sirvió para terminar de sellar una jornada que, si bien no discurrió como se esperaba, resultó interesante.

 

Deja un comentario